Comparar listados

Uso mixto y living rent tocan las puertas del Aburrá Norte

Uso mixto y living rent tocan las puertas del Aburrá Norte

Esta zona del Valle de Aburrá se ha convertido en una tierra fértil en cuanto a inversión inmobiliaria se refiere, debido al crecimiento de la población, la densificación de la ciudad y la valorización de las zonas céntricas.

Texto: Luis Miguel Cardona


En la actualidad los proyectos que permiten usos mixtos, es decir, vivienda, comercio u oficinas en un mismo espacio; así como las viviendas amobladas para alquiler, se han convertido en alternativas viables en el sector inmobiliario por sus beneficios y características. Debido a esto, las agencias, constructoras e incluso personas del común con propiedades extras le han apostado a nuevas configuraciones que se han adaptado a las exigencias y estilos de vida de la sociedad actual.

El norte tiene características que lo hacen una tierra llamativa para cualquier inversión. Su clima es agradable, oscila entre los 18° y 25°; tiene una buena conectividad con Medellín debido a sus vías de acceso y su completa oferta de transporte público, y cuenta además con una gran extensión de tierra disponible para proyectos inmobiliarios tanto urbanos como rurales, propicios para los usos mencionados.

 

Finca ubicada en el municipio de Barbosa. Archivo El Colombiano

Viviendas para hospedaje o living rent

Gracias al alcance de las herramientas tecnológicas el proceso de hospedaje a nivel mundial ha cambiado considerablemente. Según Nicolás Ulloa, gerente general de Jalo Rent, compañía especializada en administrar de forma integral apartamentos amoblados, la tendencia living rent está dirigida a personas que prefieren otras alternativas antes que la hotelería tradicional y esto se debe a varias razones.

Ulloa considera que en la actualidad lo más importante es la comodidad y la privacidad. “Ahora no se valora tanto tener un mini bar en la habitación del hotel, atención a la habitación o botones que suban el equipaje porque todo eso lo cobran en la tarifa. En un apartamento se pueden llevar invitados, cocinar, cosas que en un hotel no es tan sencillo”.

Los municipios del norte siempre han sido fuertes en materia turística y la oferta de espacios amoblados para la recreación abunda en la zona. De acuerdo con la Oficina de Turismo de Barbosa, se estima que tan solo en ese municipio hay aproximadamente 200 fincas de alquiler, actividad que se da principalmente para días de sol y hospedaje los fines de semana, con visitantes que en un 60 % provienen del Área Metropolitana, un 15 % de otras subregiones y un 25 % del mismo municipio. Por su parte, en Girardota el número de fincas llega alrededor de las 600. Y a este tipo de propiedades se suman muchas otras viviendas y casas campestres que con el auge de las plataformas tecnológicas de renting han adecuado sus viviendas para el alquiler o incluso construyen una segunda casa con este objetivo.

(También te puede interesar: 3 proyectos con enfoque sostenible en el Aburrá Norte)

Bajo el modelo de living rent al que ahora le apuestan proyectos inmobiliarios incluso desde su conceptualización, las preocupaciones de los inversionistas y propietarios también se evitan. Por lo general, la mayoría de agencias y aplicaciones que trabajan a través de esta modalidad se encargan de operar el inmueble de forma integral. Ulloa recuerda que “el propietario no tiene que estar pendiente de su apartamento, de estar mostrándolo, de pagar la cuota de administración, el predial o los servicios; si el inquilino no paga el que se encarga es el operador, el propietario no tiene que hacer nada”.

Proyecto Hacienda Niquía, en Bello, desarrollado por la constructora Londoño Gómez.

Todo a un solo paso 

Aunque los proyectos de uso mixto desde hace algunos años se han vuelto más frecuentes, ahora debido a las restricciones de movilidad ocasionadas por el contexto actual han cobrado mayor relevancia.

Estos buscan concentrar toda la actividad de vivienda y comercio en una sola estructura con proyectos que combinan apartamentos con locales u oficinas, reduciendo la necesidad de movilidad hacia distancias largas y aprovechando los recursos urbanos. Debido a que la tendencia es crecer de forma vertical, así se aprovechan mejor los espacios según las características de la expansión urbanística hacia esta zona y en zonas que están alejadas de espacios urbanos se vuelven una gran alternativa.

Aquí se diferencian dos modalidades: los proyectos de uso mixto en una misma estructura y los proyectos en terrenos de uso mixto. Así, por ejemplo, la constructora Londoño Gómez  tiene apuestas de estas dos características en el norte del Valle de Aburrá, donde se encuentra desarrollando Ciudad Fabricato, un distrito completo con un centro comercial, torres de servicio y tres proyectos de vivienda con más de mil apartamentos que están en la misma zona, pero no en la misma estructura; y Hacienda Niquía, donde en la zona inferior de una de sus torres de apartamentos hay varios locales comerciales. Otro proyecto de similares características ubicado en el norte es Los Árboles, de la constructora Conintel, compuesto por cuatro torres de apartamentos con un primer nivel con 50 locales comerciales y 13 oficinas. También, Intercasa tiene un proyecto junto al centro comercial Puerta del Norte llamado Nórdica con dos torres de apartamentos y 14 locales comerciales.

Ramírez indica que Londoño Gómez ha sabido leer muy bien el mercado y sabe lo valioso del sector. “El norte es muy importante y desde que llegamos hemos mantenido nuestros altos estándares de calidad. Por lo general aquí se desarrollaban otro tipo de proyectos, pero no categorizamos zonas. Sabemos de la alta valorización y del progreso de esta tierra a futuro”, afirma Yafiza Ramírez, directora comercial de los proyectos de vivienda de Londoño Gómez.

En este tipo de proyectos lo más importante, para Ramírez, es definir el reglamento de forma clara: “Por lo general es un uso comercial con restricciones porque cuando el producto es mixto y hay vivienda de por medio se debe proteger este uso, evitando licoreras, restaurantes o establecimientos que puedan interferir en el descanso o seguridad de las personas por todo lo que estos implican. Siempre pretendemos que sean establecimientos útiles para la comunidad”.

img

1036610073

Artículos Relacionados

¿Cuál es la mejor forma de hacer un abono a capital?

No se trata simplemente de entregar un dinero extra al banco. Con la estrategia correcta puede...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

¿Crédito hipotecario o leasing habitacional? Estas son sus diferencias

Estas son las figuras crediticias más usuales para comprar vivienda en Colombia. Y aunque...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

Un valle para el desarrollo urbano

Milla Fontibón se proyecta como una de las alternativas más llamativas para vivir en el...

sigue leyendo
por PROPIEDADES