Comparar listados

Un repaso por las tendencias de hogar en 2021

Un repaso por las tendencias de hogar en 2021

Fue el año de la vivienda: de buscar una nueva, de reformar la propia, de repensar los espacios. Estas fueron las principales tendencias.

Textos: María Antonia Giraldo R.


Pocas veces, tantas personas habían pasado tanto tiempo en su casa. Los días del aislamiento dieron la posibilidad de observar y reflexionar sobre nuestro entorno más próximo, tomar decisiones y ejecutarlas con la reapertura económica. El resultado es un gran movimiento en el segmento hogar y el sector inmobiliario, especialmente para quienes se ocupan de viviendas campestres próximas a la ciudad. Esas regiones periféricas, cada vez con mejores servicios, siguen creciendo de manera exponencial.

Fuera de ese evidente cambio cultural, es difícil hablar de tendencias en decoración. Lo que hay disponible en el mercado son nuevas formas de tratar los materiales, innovaciones tecnológicas o ideas como la sostenibilidad, y esto produce un amplio abanico de opciones entre las que el consumidor puede escoger para reflejar su estilo personal. Si hay una tendencia es perder el miedo a expresar la individualidad en los espacios. Aquí, algunos ejemplos, entre lo que se vio en Propiedades Home & Living a lo largo del año.

Casa L+M, diseño ALH Taller, construcción Compose. Foto Mateo Soto

La casa campestre

El encierro que se vivió durante el aislamiento preventivo por el covid-19 hizo que se volviera a mirar hacia el campo. Los que soñaban con una casa fuera de la ciudad, se esforzaron para hacerlo realidad, y quienes ya la tenían, la adaptaron para convertirla en la vivienda permanente, no solo en el espacio de descanso de los fines de semana. Por eso, también, se debieron adaptar lugares de trabajo y estudio. En esa elección, los materiales naturales adquirieron protagonismo y se logró un interesante contraste entre lo contemporáneo y lo tecnológico con lo rústico y lo orgánico.

Diseño Mauricio Zapata, Foto Carlos Velásquez.

Anhelado bienestar

Los espacios de estudio y trabajo fueron los primeros que se tomaron algunos metros cuadrados de las viviendas. Poco tiempo después se vio la necesidad de que el bienestar tuviera su rincón. ¿Cómo encontrar esa sensación? El agua fue una de las respuestas, no solo en baños que invitan a pasar tiempo en rituales de salud y belleza, también en piscinas y jacuzzis que brindan la posibilidad de desconectarse y compartir en familia. La búsqueda del contacto con la naturaleza es otra clave, si no se podía tener en el entorno del hogar, los jardines, interiores y exteriores, empezaron a jugar un papel determinante, pues no solo dan identidad con su estética, sino que su cuidado puede convertirse en un nuevo hobby.

Casa Habitar, diseño Pablo Rico. Foto cortesía

Vida en cuatro paredes

El dormitorio se convirtió en mucho más que ese espacio donde se pasaban las últimas horas antes de cerrar los ojos. Se volvió un mundo donde, además de descansar, se disfrutaban los momentos de entretenimiento y reflexión, y a veces hasta de trabajo y ejercicio. Muchos se volvieron a apropiar de ese lugar e hicieron que hablara por ellos, más que buscar las tendencias del momento, lo que el interiorismo reflejaba era el mundo interior y las necesidades individuales. Bien podría ser una habitación tranquila, de colores neutros y un par de recuerdos, o llena de ideas, de texturas e inspiraciones que nos invitara a movernos y sentir el entorno. Como en la moda, las tendencias solo responden al avance de la tecnología, pero en lo que se refiere al estilo, todo está permitido.

Estudio Luis Muñoz, diseño Pablo Botero. Foto Carlos Velásquez.

La creación tiene cabida

Ya fuera en un espacio extra dentro de la vivienda, en un rincón que terminara incorporándose a las áreas sociales o en una construcción aparte, los lugares de trabajo, estudio y creación reclamaron atención para ayudar a disfrutar más de los hobbies y oficios. Estanterías y almacenamientos personalizados, que respondieran a necesidades específicas; mesas que estuvieran a la altura y mucha luz fueron los requerimientos. Y, en este último campo, es verdad que la luz natural es un privilegio, sin embargo, cuando esta no es suficiente en el día o cuando se quiere componer ambientes, hay novedosas y prácticas opciones para iluminar. La creación de atmósferas es fundamental, más cuando se pasa tanto tiempo en casa, igualmente, la luz puede separar puntos para darles carácter.

Villanova, diseño Diana Montoya y Cristina Espinal. Fotos Carlos Velásquez

Espacios pequeños con potencial

A pesar de los obvios límites en metros cuadrados, un espacio pequeño también puede tener lugar para el descanso, el entretenimiento y el trabajo con un poco de creatividad. Así lo demostró el proyecto de Diana Montoya y Cristina Espinal, que crearon una mesa de comedor plegable, con un elemento decorativo que la hacía pasar desapercibida, para disfrutar en la misma área de un comedor amplio y una sala. Los apartamentos de un solo ambiente también tienen la posibilidad de resolver todas las necesidades, como lo muestra la propuesta de María Mentira Studio, que en un apartaestudio logra incluir con estilo habitación, sala y cocina sin recurrir a la simplicidad, sino añadiendo toques de tendencia.

img

1036610073

Artículos Relacionados

¿Puedes tener lo mínimo en tu cocina?

La búsqueda por lo esencial llega también a las cocinas, un espacio habitado con frecuencia y...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

Consejos para utilizar el color negro en interiores

La armonía de un espacio está medido por la capacidad de usar los colores de manera...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

Dos tendencias de color para traer la magia navideña de vuelta a casa

Como cada año, la Navidad llega con un aire de transformación. De nuevo, el hogar se abre...

sigue leyendo
por PROPIEDADES