Comparar listados

¿Qué tener en cuenta al arrendar un inmueble?

¿Qué tener en cuenta al arrendar un inmueble?

Prever el tipo de requisitos que debemos cumplir para alquilar, optimiza tiempos y reduce riesgos. Ten en cuenta estos factores a la hora de elegir vivienda.

Buscar un nuevo espacio para vivir puede ser emocionante, pero también confuso. Antes de tener las llaves en la mano, es importante conocer una serie de trámites y pautas para tener seguridad de estar tomando en alquiler el espacio ideal y evitar irregularidades.

El primer paso es buscar una plataforma segura y confiable con la cual realizar la búsqueda del inmueble. Luego, firmar un contrato de arrendamiento que cumpla con las condiciones establecidas por ley y, finalmente, habitar el espacio con conocimiento de derechos y deberes. ¿Qué tener en cuenta en cada etapa? Veamos.

La búsqueda

Existen distintas plataformas digitales o presenciales que prestan el servicio de búsqueda de inmuebles en arriendo. Elegir una segura y confiable es clave para evitar riesgos. Prefiera zonas cercanas a su lugar de estudio o trabajo e identifique el acceso a servicios básicos como alimentación, transporte y espacio público. El rango de precios es importante para mantener una salud financiera a largo plazo: expertos recomiendan que el canon de arrendamiento no supere un tercio de los ingresos percibidos mes a mes.

Luego de encontrar posibles espacios, conozca las condiciones que debe cumplir para tomarlos. Estas varían en función del valor del inmueble y de la actividad económica que se realiza: si se es empleado, independiente o jubilado. Los requisitos también pueden cambiar en cada inmobiliaria, así como la modalidad de respaldo económico que se elija. Algunas exigen el compromiso de codeudores, mientras otras permiten la creación de un CDT que respalde el contrato en caso de incumplimientos.

En cualquier caso, la información deberá sustentarse con extractos bancarios y contratos de trabajo vigentes que demuestren la solvencia económica requerida. Tener en mente este tipo de información es crucial a la hora de buscar un lugar para no perder tiempo. Toda esta información, además, deberá quedar consignada en el contrato de arrendamiento.

La decisión

Luego de estar seguro del inmueble que se busca arrendar, es hora de firmar. En Colombia, el alquiler de vivienda urbana está reglamentado por la Ley 820 de 2003. Esta define las responsabilidades que arrendatario y propietario deben asumir y especifica las características del contrato de arrendamiento que deben firmar, con el ánimo de que el pacto le otorgue seguridad a ambas partes. Conocerla es clave para un proceso de arrendamiento exitoso.

El contrato puede celebrarse directamente entre propietario y arrendatario, o a través de una inmobiliaria. La información a tener en cuenta, contemplada por la Ley, incluye la identificación de los contratantes, del inmueble y los servicios incluidos, la especificación del precio y la forma de pago, así como el término del contrato y la designación de quién estará a cargo de las cuentas de servicios públicos y administración.

El contrato también contempla información como la prohibición o autorización de tener mascotas en el inmueble, el uso de parqueaderos y el acceso a espacios comunes. Es importante que este documento sea firmado en una notaría con todos los procesos de autenticación y legalización correspondientes.

La estadía

En las visitas previas a la mudanza, asegúrate de revisar en detalle el estado del inmueble y de que cualquier anomalía quede registrada en imagen. Deja constancia del estado en que recibes el espacio para entregarlo en las mismas condiciones.

Para pasarte, ten en cuenta las normas que aplican en edificios, unidades y copropiedades. La mayoría estipulan un día a la semana y un horario indicado para realizar la mudanza si perturbar la tranquilidad de los vecinos. Asegúrate de contratar una empresa que cuide, no solo tus pertenencias, sino la infraestructura del lugar que te recibe. Tener en cuenta que puede haber cobro por los daños ocasionados en las instalaciones durante el proceso de mudanza, y la mayoría de edificios piden un anticipo que cubra estos accidentes imprevistos.

Consulta previamente también el tipo de modificaciones que es posible hacer y lo que hay que tener en cuenta a la hora de adecuar el lugar a tus gustos y necesidades. Generalmente, la única condición es devolver el espacio tal cual como ha sido recibido. Así mismo, ten en cuenta la anterioridad con la que debes anunciar tu salida para cumplir con el pacto del contrato.

img

PROPIEDADES

Artículos Relacionados

Belo Horizonte: vivienda VIS fuera del molde

Por lo general, las viviendas de interés social VIS tienen áreas que no superan los 54 metros...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

¿Cómo golpea la inflación al sector inmobiliario?

Los datos del Dane muestran que la variación anual del IPC (Índice de Precios al Consumidor)...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

Nido: hogares que irradian paz

El proyecto inmobiliario Nido aprovecha las bondades de la naturaleza para ofrecer espacios...

sigue leyendo
por PROPIEDADES