Comparar listados

¿Te conviene más alquilar o vender tu propiedad?

¿Te conviene más alquilar o vender tu propiedad?

Si quieres resolver esta duda y sacar la mejor renta de tu propiedad, estos son los pros y contras de cada una para que te decidas por la opción más provechosa.

Textos: Ángel Orrego


Invertir en el mundo inmobiliario puede ser una opción a largo o corto plazo si se toman las decisiones correctas. Una de las más importantes es decidir entre vender o alquilar una propiedad para ganar dinero con ello. Independiente de su tipo, sea para uso residencial o comercial, cada caso es único y se debe analizar con cabeza fría teniendo en cuenta algunas variables como las características del inmueble y la zona en la que se ubica, cómo está el mercado inmobiliario en el momento y hasta sus circunstancias personales.

De acuerdo con el equipo comercial de Globo Inmobiliario, todo dependerá de las necesidades e intereses del inversor. Así, es importante tener en cuenta “la valoración de las propiedades a futuro, si es un momento adecuado para vender, liquidar la inversión y usar las ganancias para invertir más, o por el contrario, usar el modelo de arrendamiento del inmueble y obtener ingresos continuos”.

Lo que debes saber para arrendar

Existen varias razones que pueden traducirse en beneficios para poner en arriendo un inmueble. Además de recibir ganancias constantes a mediano o largo plazo: una propiedad a nombre propio puede facilitar el proceso de obtener un aval en un trámite bancario; se puede disponer de ella si fuese necesario; da tiempo de que el inmueble se valorice, y hasta sirve de herencia para los hijos o descendientes.

(¿Ya conoces los nuevos beneficios crediticios para los jóvenes? Toda la información aquí)

Sin embargo, de acuerdo con Globo Inmobiliario, se deben considerar aspectos como el mantenimiento de la propiedad o las cláusulas del contrato de arrendamiento para no incurrir en un incumplimiento.

En cuanto a lo primero, posiblemente surjan “costos imprevistos como: fugas, deterioro de instalaciones de la vivienda, entre otros, por esta razón, es recomendable adquirir un seguro contra daños que pueda asumir la responsabilidad de cualquier situación que ocurra”.

Respecto a lo jurídico, se recomienda adquirir un seguro de arriendo que responderá por el canon de arrendamiento, cuotas de administración y hasta reembolso del valor de los servicios públicos en caso de incumplimiento del arrendatario. Asimismo, es posible solicitar garantías al arrendatario mediante el contrato de arrendamiento y siempre es obligación hacer un estudio de vida crediticia de la persona.

Si vas a vender, ten en cuenta

Lo principal a tener en cuenta en este caso es la valorización de la vivienda. De acuerdo con Ana María Álvarez, experta en el sector inmobiliario de la constructora Conaltura, todo cuenta: desde el precio del apartamento, el tamaño, la ubicación y el costo de la administración, hasta el impuesto de renta de los inmuebles, que en los últimos años ha sido del 10 % anual.

Por eso, si se busca una inversión inmobiliaria que sea rentable, lo que se aconseja es invertir sobre planos. De esta forma, cuando esté construido el inmueble su precio habrá tenido un incremento significativo y representará una ganancia para el inversor, por lo que este tipo de negocios son considerados de bajo riesgo gracias a la estabilidad del mercado.

“Comprar para vender no tiene ninguna desventaja porque no tienes que incurrir en nada, simplemente es comprar a un valor más bajo para venderlo más alto y obtener una ganancia. En cambio, cuando prefieres quedarte con un inmueble por rentabilidad, tienes que lidiar con el desgaste del inmueble, lo que produce unos costos extra por mantenimiento porque los inquilinos no lo cuidan como si fuera propio”, subrayó Álvarez.

(Estos son los proyectos inmobiliarios más destacados en el sur del Valle de Aburrá)

Si se quiere invertir, también es importante tener en cuenta la ubicación del inmueble y su acceso a vías principales, centros educativos, transporte público y demás. Asimismo, las zonas comunes y otras comodidades al interior del proyecto pueden aumentar su valor

¿Cuánto puede subir el arriendo cada año?

En Colombia, este factor está regido por el artículo 20 de la Ley 820 de 2003. Para el caso del 2021 por ejemplo, los arrendamientos en el país podrán aumentar solo hasta el 1,6 % pues se calcula según la inflación causada en 2020. No obstante, este incremento solo podrá ser aplicado cuando se cumplan 12 meses desde el inicio del contrato y cada año después del último incremento. Según la Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas) alrededor del 44 % de los hogares en el país vive bajo arriendo.

img

1036610073

Artículos Relacionados

¿Cuál es la mejor forma de hacer un abono a capital?

No se trata simplemente de entregar un dinero extra al banco. Con la estrategia correcta puede...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

¿Crédito hipotecario o leasing habitacional? Estas son sus diferencias

Estas son las figuras crediticias más usuales para comprar vivienda en Colombia. Y aunque...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

Un valle para el desarrollo urbano

Milla Fontibón se proyecta como una de las alternativas más llamativas para vivir en el...

sigue leyendo
por PROPIEDADES