Comparar listados

¿Crédito hipotecario o leasing habitacional? Estas son sus diferencias

¿Crédito hipotecario o leasing habitacional? Estas son sus diferencias

Estas son las figuras crediticias más usuales para comprar vivienda en Colombia. Y aunque comparten similitudes, ambas cuentan con características diferenciales que pueden ser beneficiosas para un comprador según sus necesidades.

Para las dos opciones es vital contar con un buen historial crediticio y un puntaje financiero acorde, pues esta será tu carta de presentación ante los bancos y es lo que evaluarán en el momento en que solicites la financiación. Asimismo, se tendrá muy en cuenta la capacidad económica de la persona o de su grupo familiar, dado que el valor de la posible cuota del crédito no podrá exceder el 30% de los ingresos.

La recomendación de Sebastian Garavito Lemus, abogado especialista en Derecho Inmobiliario, Créditos Hipotecarios y Leasing, es prepararse con mucha anticipación para cumplir esta meta, ahorrando y analizando proyectos, así como los posibles beneficios a los que se pueda acceder, sea por medio de descuentos, subsidios y demás.

“Asumir la inversión de un inmueble es un proyecto de largo plazo por lo general, dado que los montos de la negociación usualmente exceden nuestro flujo de ingresos mensuales, por lo que se hace necesario buscar alternativas de financiación que permitan apalancar el proceso de una forma viable y que sea posible llegar a cumplir la meta”, acotó el experto.

Diferencias concisas

Crédito hipotecario:

  • Es ideal cuando se tienen ahorros para pagar una cuota inicial del 30% o superior.
  • El inmueble queda de inmediato a nombre del comprador.
  • La cuota puede ser fija o variable, dependiendo si se elige amortizar el crédito en pesos o en UVR, respectivamente.
  • Varía según la entidad, pero el plazo puede ir desde 5 hasta 30 años.
  • Para viviendas VIS es posible financiar hasta el 80% de su valor; para No VIS hasta el 70%.

Leasing habitacional:

  • Es perfecto si se tiene poco dinero ahorrado para la cuota inicial.
  • El inmueble queda a nombre del banco y se paga una cuota llamada arrendamiento financiero. Luego, al final del crédito, la persona tiene la opción de comprarlo.
  • Es posible subarrendar la propiedad para tener un ingreso que permita abonar a la compra de la misma.
  • El plazo también puede ser desde 5 hasta 30 años.
img

PROPIEDADES

Artículos Relacionados

Arconsa le apuesta a ser el hogar de todos

Con más de 77 años de experiencia, Arconsa se posiciona como una de las constructoras con...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

¿Cuál es la mejor forma de hacer un abono a capital?

No se trata simplemente de entregar un dinero extra al banco. Con la estrategia correcta puede...

sigue leyendo
por PROPIEDADES

Un valle para el desarrollo urbano

Milla Fontibón se proyecta como una de las alternativas más llamativas para vivir en el...

sigue leyendo
por PROPIEDADES