Comparar listados

Así funciona el subsidio No VIS

Así funciona el subsidio No VIS

El Gobierno Nacional asignó 100 mil coberturas de subsidio No VIS para créditos hipotecarios y operaciones de leasing habitacional dirigidos a la compra de vivienda nueva urbana de hasta 500 salarios mínimos. Esto es lo que debe tener en cuenta.

Textos: Maria Antonia Giraldo Rojas y Ángel Orrego.

El subsidio No VIS, destinado a cubrir parte de los intereses bancarios durante los primeros siete años del crédito hipotecario, estará disponible hasta diciembre de 2022 o hasta agotar existencias. Aunque aplica en todo el territorio colombiano, no hay un número específico de cupos por región, sino que se trata de una bolsa nacional que opera por demanda.

El beneficio está dirigido exclusivamente para la compra de vivienda nueva urbana No VIS y el único requisito para acceder a este es no haber recibido un subsidio con anterioridad.  “Cubre aproximadamente el 34 % de la cuota durante 84 meses, lo que representa cerca de 438.000 pesos mensuales, que van directo a la tasa de interés de la cuota (el monto variará cada año dependiendo del alza del salario mínimo). El total de este subsidio es de 42 salarios mínimos, que son alrededor de 37 millones”, explica Gladys Moreno, gerente general de Crédito Hipotecario en Scotiabank Colpatria.

Es importante hacer la tarea cuidadosa de buscar un proyecto de vivienda, pues el subsidio No VIS no solo se otorga con la legalización del crédito hipotecario y obtener este es otro proceso lleno de aristas.

Para la aprobación de un crédito, el interesado debe presentar certificaciones de ingresos, demostrar buen comportamiento crediticio y reunir los documentos personales requeridos por las entidades financieras. Con el estudio que se haga de estos documentos, se define el monto del préstamo y, por lo tanto, la viabilidad de la compra de vivienda.

Para que el proceso de aplicación al crédito hipotecario sea exitoso debe sanear sus cuentas antes de presentarse, tener algo de liquidez y proyectar sus presupuestos futuros. Este suele ser un proceso desafiante para quienes no tienen ingresos fijos y trabajan por prestación de servicios, pues deben comprobar una estabilidad financiera, pero una vez esto se demuestre no tiene porqué haber problemas, así no haya un contrato laboral, explica Moreno.

Si el préstamo se va a hacer por la modalidad de leasing habitacional, hay que tener en cuenta que los bancos tienen requisitos específicos según el tipo de inmueble a adquirir, así que el nuevo hogar debe adaptarse cuidadosamente a ellos.

Encontrar un hogar

Un buen asesor bancario es clave en estos procesos. Las entidades financieras no solo le ayudarán con el préstamo y la aplicación al subsidio No VIS, sino que también le pueden prestar asesoría en la búsqueda de su nueva vivienda, pues estas respaldan proyectos inmobiliarios, por lo que le pueden dar algunas sugerencias y facilidades. “En el pasado cuando alguien quería aplicar a un subsidio debía realizar muchas vueltas y esto hacía que fuera un desafío. Hoy, el gobierno se ha aliado con el sector financiero para simplificar esos trámites. Creemos que, de aquí a fin de este año, todo el que aplique va a recibir el subsidio. Este año tenemos mucha holgura de cupos, son 100.000 en total y hasta el fin de 2020 habrá 20.000 de ellos disponibles”, cuenta Guillermo Alarcón, director de Vivienda de Asobancaria. 60.000 de esas coberturas están destinadas exclusivamente a la compra de la primera vivienda, las 40.000 restantes sí pueden destinarse a la segunda.

Solo quienes hayan recibido un subsidio familiar de vivienda en modalidad de arrendamiento podrán aplicar también a la cobertura a la tasa de interés para viviendas No VIS —otras ayudas gubernamentales son inmediatamente excluyentes—. Sin embargo, los compradores pueden buscar otras opciones en entidades diferentes como las cajas de compensación.

En caso de que ya haya avanzado en el proceso de comprar una casa nueva, puede consultar con su entidad bancaria si aún es posible aplicar al subsidio No VIS. “Si ya está abonando a la cuota inicial y le entregan en 2022, puede beneficiarse. Asimismo, si ya está cercano al desembolso de su crédito hipotecario o leasing habitacional”, añade María Andrea Claros, directora de Productos Masivos en Bancolombia.

(Lea también: Estas son las alternativas que tiene para pagar la cuota inicial)

Contribuir a la reactivación 

El objetivo del Gobierno es proveer una vivienda digna para los colombianos e impulsar este sector productivo. “La construcción de vivienda tiene unos impactos muy grandes sobre la reactivación económica y se genera más valor agregado en las viviendas de familias de ingreso medio. Se calcula que la construcción de una unidad habitacional genera más o menos cinco empleos, entre directos e indirectos, o sea que en 100 mil viviendas estaríamos dando un impulso a 500 mil empleos o más, que es una cifra muy importante en esta coyuntura. Además, los análisis económicos nos muestran que construir vivienda se encadena con otros 24 sectores o más: madera, cemento, hierro, vidrio… Incluso los procesos de amoblamiento como electrodomésticos, muebles y todo lo que eso implica”, explica Guillermo Alarcón, director de Vivienda de Asobancaria.

La inversión hipotecaria sigue demostrando ser segura, incluso con la coyuntura actual, pues ha sido uno de los primeros sectores en mostrar signos de recuperación. Por otro lado, las tasas de interés son las más bajas en los últimos años, lo que puede ser un beneficio único.

img

El Colombiano

Artículos Relacionados

¿Construir en pandemia? Tres trabajadores cuentan su experiencia

En el mes del trabajador de la construcción hablamos con quienes se mantuvieron firmes, aportando...

sigue leyendo
El Colombiano
por El Colombiano

Tranquilidad y comodidad en Llano Azul

Girardota es un punto estratégico en el desarrollo urbanístico del Valle de Aburrá que se...

sigue leyendo
El Colombiano
por El Colombiano

¿Es rentable invertir en construcciones sostenibles?

A primera vista, las construcciones sostenibles pueden parecer más caras que las tradicionales,...

sigue leyendo
El Colombiano
por El Colombiano