Creación y crecimiento CONJUNTO | Revista Propiedades

Creación y crecimiento CONJUNTO

Artículo por on
iofic

Los espacios colaborativos favorecen el bolsillo de los profesionales, mientras aumentan la productividad y desarrollan la creatividad.

Textos: Cristina Calle Ortiz Fotos: Carlos Velásquez

El mundo del trabajo evoluciona al ritmo de las generaciones. Los profesionales jóvenes, independientes, emprendedores y más arriesgados buscan nuevas formas de realizar su labor, mientras protegen otros aspectos, cada vez más fundamentales, como la independencia, la flexibilidad horaria, la cooperación y el tiempo de valor fuera de la oficina. Mateo Robledo, dueño y administrador de Epicentro Coworking Space, explica en qué consisten estos espacios cada vez más latentes en la ciudad.

imagen-cvepicentro_10

¿QUÉ ES UN ESPACIO COMPARTIDO O COLABORATIVO?

“Son conceptos diferentes. Los espacios compartidos son lugares físicos donde diferentes empresas o profesionales comparten recursos de oficina – internet, impresora, sala de reuniones, teléfono, servicio de aseo-. Los espacios colaborativos, como Epicentro, son lugares donde además de compartir esos recursos necesarios para el día a día se crea comunidad; vínculos entre las diferentes empresas que fomentan el crecimiento conjunto”.

¿QUÉ ES UN ESPACIO COMPARTIDO O COLABORATIVO?

“Son conceptos diferentes. Los espacios compartidos son lugares físicos donde diferentes empresas o profesionales comparten recursos de oficina – internet, impresora, sala de reuniones, teléfono, servicio de aseo-. Los espacios colaborativos, como Epicentro, son lugares donde además de compartir esos recursos necesarios para el día a día se crea comunidad; vínculos entre las diferentes empresas que fomentan el crecimiento conjunto”.

¿QUIÉNES SON ESOS ALIADOS?

“Diferentes gestores con quienes vemos posibilidad de interacción y creación con las empresas que habitan nuestro espacio. Nos volvemos un puente. Por ejemplo, en este momento tenemos un proyecto de consultoría entre Ruta N e Ingenio Rubik, una de nuestras empresas”.

¿CUÁL ES EL PERFIL DE QUIENES BUSCAN UN ESPACIO COLABORATIVO?

“La gran mayoría son startups de 1 a 10 empleados, emprendedores, independientes, freelancers y gente que necesita un espacio de producción. También nómadas o extranjeros que están de paso por la ciudad. Por lo general se quedan dos o tres meses y aunque ellos no se consolidan dentro de la comunidad, le aportan mucho conocimiento e ideas frescas a los demás porque son personas que han viajado por el mundo, que tienen una perspectiva diferente de las cosas y que nos muestran formas sorprendentes de trabajo”.

imagen-cvepicentro

“En los espacios colaborativos las experiencias ajenas se convierten en aprendizajes para todas las empresas de la comunidad”

PERO, ¿SON EMPRESAS DE TODOS LOS SECTORES?

“Es usual que cada espacio colaborativo tenga un perfil de mercado. Algunos se enfocan en ambientes más empresariales como arquitectos o economistas. Eso no significa que un tipo de empresa no pueda buscar un espacio en determinado coworking, pero seguro las redes que forme serán diferentes. Elegir el lugar adecuado depende de los objetivos particulares de cada empresa.

Epicentro se enfoca en la industria creativa y cultural, pero también tenemos programadores, ingenieros y abogados. Estos últimos son quienes más han interactuado con las demás coworkers porque todos necesitan asesoría jurídica y ahí se generan verdaderos negocios”.

EN TÉRMINOS FINANCIEROS, ¿QUÉ BENEFICIOS ENCUENTRA EL COWORKER?

“Inicialmente, flexibilidad. El sector inmobiliario es tradicional y tiene muchas exigencias como el mínimo de tiempo de arrendamiento, la cantidad de codeudores, el estudio financiero, entre otros. Además, en una oficina tradicional amueblar se vuelve una responsabilidad más. Aquí es diferente. Estamos completamente equipados para que en cuanto la gente venga comience a trabajar, y los planes para hacer parte del coworking varían desde pagar el día hasta hacer cláusulas de permanencia por un tiempo determinado. Los temas administrativos también corren por nuestra cuenta y eso es un gran ahorro para un emprendedor o una empresa joven” ■