Un buen año para comprar | Revista Propiedades

Un buen año para comprar

Artículo por on

En 2017 se tendrán 25.000 nuevos cupos del subsidio Mi Casa Ya – Tasa de interés, que favorece a la clase media para la compra de vivienda nueva.

Quienes en sus propósitos de nuevo año quieran invertir en propiedad raíz, podrán beneficiarse de los incentivos que históricamente han existido por la compra de vivienda, de los subsidios del Estado y de una mejor tasa de interés, así lo explica Federico Estrada García, gerente de la Lonja Propiedad Raíz de Medellín y Antioquia, y afirma que para este año el ánimo de inversión y la oferta del sector se mantendrán. El panorama para la clase media es positivo en términos de tasas, subsidios e incentivos. “Este será un buen año dado que las tasas de interés empiezan a disminuir. Por primera vez el Banco de la República da señales de que no hay necesidad de seguir incrementando las tasas para controlar la inflación. Así se hace más fácil la demanda para las personas”, señala Estrada, y agrega que las políticas de vivienda de los últimos cinco años han sido capaces de llegarle a este segmento de la población.

FINANZAS

Un comprador clase media puede acceder, por ejemplo, al subsidio Mi Casa Ya – Tasa de Interés que permite reducir en 2.5 puntos las tasas de los créditos hipotecarios de viviendas nuevas valoradas hasta en $230.967.258, lo cual representa un ahorro entre el 30% y 40% en las cuotas. Además, estos compradores, por lo general, son personas que hacen declaración de renta, y el tener un crédito hipotecario les significa disminuciones en el pago de impuestos. Este último incentivo aplica tanto para vivienda nueva como usada de cualquier valor comercial.

Según el Gremio, el desconocimiento es la gran limitación para comprar: “Las familias del segmento medio que han pagado arrendamiento, a veces se abstienen de comprar por no tener la cuota inicial, y no se dan cuenta que con lo mismo que pagan un arrendamiento pueden acceder a una vivienda pagándole esa cuota a un banco”.

Los efectos de la Reforma

En el sector constructor, como en muchos, los impactos de la reforma tributaria se reflejan en el juego de la oferta y demanda. En palabras de Federico Estrada, “llegará un momento en que los compradores verán los incrementos de los costos en el precio de la vivienda. Eso es una realidad”, y agrega que quienes sí serán afectados directamente son los compradores de inmuebles de más de 800 millones de pesos con un iva del 5% sobre el valor de la propiedad. Sin embargo, esa medida se implementará solo hasta diciembre de 2017 y no cobija a quienes antes de la fecha firmen promesa de compraventa o fiducia por un inmueble de más de ese valor.

Comprar sobre planos

La actividad constructora cada vez es más crítica y tiene más controles para la tranquilidad del comprador, sin embargo, también es responsabilidad de cada persona investigar el equipo profesional al que le compra, es decir, asegurarse de que la constructora sea una empresa responsable, que tenga los permisos, licencias y recibos en orden. Para estos casos las fiduciarias son opciones seguras porque “al entregar la plata de su futura vivienda, los dineros son invertidos en el proyecto mismo”, aclara Estrada, lo cual da mayor certeza de que el proyecto no se quede sin fondos y finalice en los términos acordados.

Otras consideraciones

Comprar vivienda es una decisión que implica mucho más que la financiación, por eso, la Guía Práctica para Comprar Vivienda de La Lonja Propiedad Raíz sugiere tener en cuenta el equipamiento que para cada persona es importante según su tipo de familia, gustos y estilo de vida:

  • Revise los gastos extras que deberá pagar de cuota de administración, impuesto predial y servicios públicos, según el estrato. Sepa con qué cuenta y en cuánto incrementará sus gastos mensuales.
  • Conozca el inmueble; la iluminación, el área, los acabados, la ventilación y comodidades.
  • Asegúrese que en su barrio o copropiedad encuentre lo que es importante para usted: vías de acceso, cercanía de la familia, trabajo o colegio de los hijos, zonas comunes para la recreación de la familia, iglesia, supermercado, etc.