Constructora Coninsa Celebra 45 años de fundación | Revista Propiedades

Constructora Coninsa Celebra 45 años de fundación

Artículo por on

 Coninsa Ramón H. lllega a sus 45 años de labores. Su mirada no está puesta en los mercados internacionales, sino en Colombia, en donde ven sus mejores oportunidades de negocios.

 

En Coninsa quedan pocos familiares de los dueños

Juan Felipe Hoyos Mejía podría ser el último de los presidentes de Coninsa Ramón H. que proviene de alguno de los cuatro grupos familiares que son dueños de la compañía. Dejar por fuera a los parientes, fue una decisión estratégica que se adoptó hace más de 20 años. Como resultado, de 1.800 colaboradores que tienen hoy, apenas cuatro están ligados al árbol genealógico de los fundadores.

En su vida laboral, Hoyos Mejía solo ha trabajado para Coninsa Ramón H. De 37 años que lleva allí, 11 los ha pasado en el cargo de presidente.

“Aquí estaré hasta el día en que dé resultados”, expresó en tono jocoso, luego de advertir que la política interna de retiro está entre los 62 y los 65 años. Como organización seria, que piensa en la sostenibilidad en el largo plazo, comentó que tanto él, como la compañía, están preparados para cuando llegue el momento de hacer el relevo.

10 millones de m2 construyó Coninsa Ramón H. entre 1972 y 2016.

Otra evidencia de la manera como han ido dejando atrás el sello de empresa familiar, es que de los 10 miembros de la Junta Directiva, seis son independientes: Alejandro Ceballos, presidente, Diego MedinaSantiago PiedrahítaChristian ToroGuillermo Arango Rave y José Manuel Vélez.

Por fortuna, agregó, las decisiones siempre se han tomado por consenso, aunque han existido diferencias que nunca generaron esos conflictos que usualmente acaban con las sociedades familiares.

En sus 45 años de existencia, Coninsa Ramón H. pasó de ser la empresa que nació en un local comercial de la Avenida Las Vegas, a una firma nacional, con presencia en Antioquia, Bogotá, Santa Marta, Barranquilla y Cartagena. En la actualidad tiene cuatro frentes de trabajo: diseños arquitectónicos e integrales, desarrollos inmobiliarios, construcción pública y privada y arrendamientos.

En 2016, según datos de la propia empresa, sus ingresos contables ascendieron a 260.000 millones de pesos y la ganancia neta fue de 31.000 millones de pesos.

Sus mejores dividendos provienen de los desarrollos inmobiliarios, seguidos por la contratación pública y privada.

Al preguntarle sobre las metas para el 2017, el presidente de Coninsa Ramón H. exclamó que “siempre lo ponen a uno a crecer”.

Eso es particularmente retador en momentos como los actuales, en que la economía en su conjunto está desacelerada. Las ventas de vivienda así lo reflejan. Entre enero-julio de 2017 por ese concepto se movieron en el país 15 billones de pesos, monto que fue inferior en 9,3 por ciento al registro de igual período del 2016. Al ponerle la lupa al indicador, se aprecia cómo las ventas de Vivienda de Interés Social (VIS) llegaron a 4,5 billones de pesos, con incremento del 16 por ciento. Esto, explicado en buena medida por los subsidios estatales y las tasas de interés preferenciales que tienen estos inmuebles.

22 mil viviendas entregó la organización durante esos mismos años.

Por su parte, las ventas de no VIS marcaron 10,4 billones de pesos, con descenso del 17 por ciento, lo cual revela que los estratos medio y alto prefieren ser cautelosos frente a este tipo de inversiones.

Por sus ventas de vivienda, Coninsa Ramón H. se ubica en el sexto lugar en el ranquin de las diez primeras constructoras colombianas. Ente agosto de 2016 y julio de 2017 por su caja registradora pasaron 378.000 millones de pesos.

La primera en ventas fue Constructora Bolívar, con 1,5 billones de pesos. Le siguieron, Marval, con 1,2 billones; Amarilo, con 1 billón; Constructora Capital, con 850.000 millones; y Jaramillo Mora, con 510.000 millones.

Entre sus nuevos proyectos de vivienda, Coninsa Ramón H. destacó que en VIS el más grande se encuentra en Bogotá. Se llama Castilla La Nueva, tiene 800 unidades habitacionales, han vendido 150 y el precio unitario es de 102 millones de pesos. En el otro extremo, o sea el estrato alto, se encuentra Murano, un proyecto que definen como exitoso, iniciarán la torre 3, con apartamentos desde los 200 metros cuadrados y precios que oscilan entre los 800 y los 1.200 millones de pesos.

Aceleran Hidroituango

Coninsa Ramón H. también está, con el 10 por ciento, en el consorcio que construye la central Hidroituango. “Vamos bien. En la obra hay cerca de 8.500 personas trabajando y con EPM hemos venido cumpliendo el plan de aceleración, a fin de que en diciembre de 2018 comience a generar la primera turbina”, indicó Hoyos Mejía. Hasta el momento va ejecutada el 60 por ciento de la inversión y se espera que la hidroeléctrica esté en plena operación en 2019.

La estrategia de la organización no contempla, en el corto plazo, su expansión hacia los mercados internacionales. Su nicho, manifestó el presidente, está en Colombia, un país en el quieren fortalecerse, porque “vemos oportunidades en las tres principales ciudades del país. Mientras tengamos gusto y pasión por el trabajo, aquí estaremos apostándole a la economía” .

Por:Germán Jiménez Morales | Publicado el 25 de Agosto de 2017
Tomado de: www.elcolombiano.com