Conectados con el Hogar | Revista Propiedades

Conectados con el Hogar

Artículo por on

Kalina Todorova, diseñadora encargada del mercadeo visual global de BoConcept, nos habla
de Home Connection para vivir mejor en casa.

Textos: María Camila Duque
Fotos: cortesía BoConcept

Después de un largo día de trabajo, lo único en la cabeza de muchos es llegar a casa para descansar y recargar energías para el día siguiente. Sin embargo, cuando los elementos que hay en el hogar no corresponden con la persona que lo habita, el recinto que debería ser un refugio de tranquilidad y felicidad deja de cumplir su función. Para remediar este fenómeno, Kalina Todorova, diseñadora búlgara que trabaja para BoConcept, propone crear una conexión con el hogar o Home Connection.

“Entender qué nos hace felices, qué queremos lograr en nuestra casa o cómo queremos sentirnos allí, son las cuestiones claves para crear una conexión efectiva con los espacios individuales”, comenta Kalina. Para lograrlo, dice, es necesario entender los efectos que tiene la naturaleza, sus colores, formas y materiales, en cada uno. “Todos creamos percepciones a partir de lo que vemos en la naturaleza. Vemos una combinación de elementos y nos son familiares”.

Por ejemplo, al preguntarse cómo se sentiría al imaginarse de pie en una playa remota, mirando el inmenso mar azul, la mayoría respondería algo relacionado con la calma porque asociamos el color con la relajación. Ahí está la conexión, en identificar cómo ciertos elementos generan efectos específicos en nuestra mente y sentido de ánimo.

Uno de los aspectos principales de esta corriente es crear ambientes que evoquen los sentidos. La primera experiencia de un lugar es a través de la percepción visual, de ahí seforma una opinión y finalmente una emoción, por esto es indispensable que los lugares sean visualmente agradables.

Para Kalina, hay principios naturales que se pueden tener en cuenta para logar lo anterior: “Aprendemos sobre simetría desde que vemos los rostros de nuestros padres cuando somos bebés y está por todas partes en la naturaleza, por eso se siente bien. Lo mismo con su contrario, la asimetría. Los árboles no son simétricos, sin embargo, los sentimos balanceados”.

En el tacto influyen los materiales que se utilizan en los diferentes componentes del hogar. El metal y el concreto son fríos, mientras que la madera es cálida. Los textiles para los muebles, las cortinas o los accesorios como mantas o cojines también tienen una influencia que le aporta a la sensación global de la habitación y que la hacen acogedora o no.

Y, aunque lo que cada persona pone en su hogar está fuertemente influenciado por las tendencias globales en decoración, Kalina advierte que estas no se deben seguir ciegamente solo porque alguien dice que está de moda. “Debe hacerse una selección consciente de las tendencias. ¿Cómo me hace sentir
este color o este material? Si la respuesta es positiva, vale la pena seguirla”.

Así, a cada espacio de la casa puede aplicarse el Home Connection. Las sensaciones que se buscan en la habitación no son las mismas que se requieren en la cocina o el estudio. “Generalmente buscamos estar tranquilos y relajados para dormir, por eso las habitaciones tienen colores claros, mientras que la cocina, por ejemplo, es más enérgica y culturalmente asociamos colores cálidos como el rojo, con la comida”, asegura la diseñadora.

Con el año llegando a su fin, 2019 se propone como un nuevo comienzo para conseguir esa conexión con el espacio deseado. “Y es que últimas, no siempre se logra que una casa sea un hogar. Encontrar los elementos que hacen de una vivienda nuestro santuario es tan fácil como identificar esas conexiones y traerlas dentro”, concluye Kalina Todorova.

Es importante “entender qué nos hace felices, qué queremos lograr en nuestra casa o cómo queremos sentirnos…”.

1. ¿Qué se quiere lograr con el espacio?
Definir qué sensaciones debe despertar ese lugar y crear una vision board o collage
para hacerse una idea inicial de cómo debería lucir el recinto.

2. ¿Quiénes lo habitan?
Es indispensable considerar a todos los que viven allí: si son más de dos personas se
deben tener en cuenta los gustos de todos. Si hay niños, considerarlos a ellos también.

3. ¿Qué se puede hacer con
lo existente?
No es necesario renovar todos los muebles. Pequeños cambios, como reorganizar la distribución de los mismos, pintar una pared o adquirir accesorios pueden hacer la diferencia.

4. ¿Qué función cumple?
El diseño no debe incomodar. Hay que tener en cuenta las actividades que se realizan allí y que los elementos contribuyan a hacer la vida más fácil. Un buen producto reúne diseño y funcionalidad

 

 

 

KALINA TODOROVA
Empresa
BoConcept
Lugar de nacimiento
Bulgaria
Estudios
Maestra en Diseño de Interiores
y Muebles – University of Forest
Engineering
Áreas de trabajo
Interiorismo, visual merchandising