Así se recibe una mascota en el hogar | Revista Propiedades

Así se recibe una mascota en el hogar

Artículo por on

Pensar en tener un perro o un gato es un asunto que requiere consenso y ser analizado en familia para garantizar buena vida al animal y que no se convierta en carga para sus amos.

 

“¡Mamá quiero una mascota!”. Seguramente esta es una petición que puede resultar común entre los más pequeños y sus padres. Tener un perro o un gato es una solicitud clásica de la infancia y a la que en algunas ocasiones, resulta difícil negarse. Por la compañía, por el amor que ofrecen, por la responsabilidad que enseñan, tener un gato o un perro es una decisión que debe ser pensada.

Es importante saber si están preparados para tener una mascota y, obviamente, los compromisos que deben tener para asegurarle buena vida a la mascota. Johana Milena Forero Flórez, veterinaria y asesora técnica de Bayer, señala que lo más importante es enseñar a los pequeños de la casa la importancia del respeto, del cuidado y la protección de los animales. “Hay que educarlos para que comprendan que los perros y los gatos tienen necesidades como los seres humanos, no solo físicas sino emocionales”.

Para orientar mejor a padres y niños, la experta da algunas recomendaciones que le indicarán si están preparados o no para compartir la vida con una mascota.

VISITA REGULAR AL MÉDICO VETERINARIO

Debe hacerse no solo cuando la mascota está enferma sino, mínimo, tres veces al año. Allí el veterinario dará las indicaciones para seguir un plan de vacunación, alimentación e higiene. “En la primera visita se indica cómo se debe alistar un gato o un perro. Dependiendo de la mascota se hace una asesoría inicial completa, es muy importante”.

DISPONER DE UN ESPACIO ADECUADO

El lugar donde el perro o el gato vivirán debe ser cómodo, amplio y que le permita moverse libremente, sin ninguna restricción para evitarles estrés y, posteriores daños en la casa producto de la angustia. “Es importante tener claro qué tipo de mascota queremos, qué espacio tenemos, porque no se puede tener en un apartamento pequeño un san bernardo, por ejemplo. Hay que adaptarlos al espacio y a las posibilidades que tenemos”.

¿ESTÁ DISPUESTO A INVERTIR EN ELLOS?

Además de dinero requieren tiempo, sobre todo, los perros para sacarlos a caminar y hacer sus necesidades. En ese último aspecto, es necesario ser muy responsables con el ambiente y recoger los deshechos, pues son un medio de contaminación para los demás animales y las personas. En ellos hay que invertir dinero en la visita al médico, la comida, cama, juguetes y todo lo que sea necesario para adaptar su nuevo hogar.

APRENDER A CONOCER A LAS MASCOTAS

Entender sus necesidades y requerimientos de salud es importante no solo para evitar un sufrimiento del animal sino para ahorrar en gastos. Aconseja la experta llevarlos a control periódico y no esperar a que estén enfermos. Entre las señales de alarma que deben conocer los amos, están la inapetencia, el decaimiento, el vómito, las alteraciones en la respiración, que no haga las actividades que acostumbra, “el solo hecho de que la mascota esté decaída ya debe indicar que algo pasa”.

UNA DECISIÓN TOMADA BAJO CONSENSO

A la hora de complacer a los más pequeños es necesario que sepan que eso no ocurrirá con cada mascota que pidan, además si hay hermanos, los otros hijos deberán estar de acuerdo con el nuevo miembro de la familia, de lo contrario cada uno podría pedir su propia mascota, lo que se convertiría en un problema .

Tomado de:www.elcolombiano.com
Por: Natalia Ospina Vélez