Así se elije un LOCAL COMERCIAL | Revista Propiedades

Así se elije un LOCAL COMERCIAL

Artículo por on

Para propietarios o inquilinos, participar en el negocio de un inmueble de carácter comercial requiere ir más allá de la minuta contractual

Texto: Cristina Calle Ortiz

Por supuesto, la recomendación primera es que los inversionistas revisen con lupa el proyecto comercial; quiénes son sus promotores, constructores, arquitectos, fiducia y el respectivo estudio de mercado del centro comercial que respalde o fomente la decisión de compra. Por su parte, en un negocio de arrendamiento, es fundamental que ambas partes (inquilino y propietario) conozcan y entiendan las cláusulas, el tipo de contrato, tiempo, montos, formas de pago, deberes y derechos, etc. Sin embargo, hacer parte de un ecosistema comercial requiere ir más allá para garantizar que el local deseado sí sea el adecuado para quien lo compra como forma de inversión y para quien lo toma con el fin de posicionar allí su marca o negocio.

Cristina Gutiérrez Escobar, coordinadora de proyectos inmobiliarios de Santa Juana Inmobiliaria, explica que el centro comercial no es solo el espacio físico donde está el local, sino que es un complemento a la oferta de las marcas, por eso elegir el escenario correcto es una tarea rigurosa.

Participar como inversionista significa disponer de altas sumas de dinero. El metro cuadrado comercial es mucho más costoso que el residencial; por ejemplo, en el Parque Comercial El Tesoro oscila entre 25 y 40 millones de pesos, mientras que un apartamento por la misma zona cuesta entre 6 y 7 millones de pesos por metro cuadrado. Más, así como la inversión es alta, la retribución de un proyecto comercial con las características adecuadas puede permitirle duplicar lo invertido en poco tiempo.

El arriendo, por supuesto, es la opción más común para recuperar la inversión y en este caso, tanto para el propietario como para el inquilino, la agencia inmobiliaria es un aliado importante porque media y asesora a ambas partes, se encarga de los cobros, concilia los incrementos para que sea un negocio sostenible, y vela porque el local siempre esté ocupado, ya que tenerlo desocupado mucho tiempo puede generarle multas desde la administración del centro comercial.

Por supuesto, también está la posibilidad de optar por inmuebles a borde de calle, cuyos cánones suelen ser más económicos y por eso las marcas locales y emergentes los prefieren; sin embargo, para Gutiérrez, “un centro comercial ofrece ventajas competitivas que fomentan la demanda, como horarios extendidos, facilidad de parqueaderos, mayor percepción de seguridad y un ecosistema de servicios, entretenimiento y ofertas que complementan la experiencia de compras”, finaliza ■

 

Para elegir el centro comercial tenga en cuenta:

1. ÁREA DE INFLUENCIA

Los nuevos proyectos desarrollan las zonas y a su vez, para que un centro comercial despegue,
necesita contar con una masa poblacional determinada que se convierta en sus primeros visitantes. Los ubicados en ciudades principales tienen un inicio más rápido que los de las ciudades intermedias.

 

2. UBICACIÓN ESTRATÉGICA

Diferentes vías de acceso y facilidad de transporte público convierten el centro comercial en un espacio incluyente para la ciudadanía.

 

3. ENTRETENIMIENTO Y SERVICIOS

Tal vez el punto más importante, según la inmobiliaria Santa Juana, pues los centros comerciales
se convierten en ciudadelas y puntos de encuentro, así que una amplia oferta de entretenimiento
y servicios (cine, juegos, banca, restaurantes, torre médica, hotel, etc.) son anclas que cautivan a más visitantes y que favorecen las ventas.

 

4. PARQUEADEROS

Elemento fundamental para incrementar el tráfico en los moles comerciales.

 

5. LA ADMINISTRACIÓN

Su rol es prioritario porque son quienes activan el centro comercial en las fechas especiales y en los tiempos fríos de ventas. Son el respaldo de las marcas.

 

6. POSIBILIDADES DE EXPANSIÓN

Es un factor importante, sobre todo para el inversionista. Entre más grande el centro comercial, más gente atrae porque reúne más oferta. Sin embargo, además de tener la posibilidad de crecer desde lo físico, también necesita un análisis de mercado que sustente hasta dónde puede crecer.